ABUSO Y CRUELDAD DE ELEFANTES EN LA INDIA

La temporada de festivales para humanos es una temporada de tortura para elefantes en Kerala, India.

El abuso de los elefantes y el sufrimiento oculto detrás de estos paseos se pierde en muchos en Rajasthan, India.

Los animales salvajes se enfrentan a la crueldad a diario en la industria del entretenimiento turístico.

Son capturados con trampas y torturados como puedes ver en el tobillo trasero izquierdo de este elefante, una de las partes más sensibles del cuerpo del elefante.

El Día Internacional de los Derechos de los Animales se ha creado para celebrar la sensibilidad de los animales no humanos y promover su trato justo en todo el mundo: en la ley, la sociedad, la agricultura, la industria y la naturaleza.

El portal huffingtonpost, realizo un documental sobre la crueldad de los elefantes en India. Asia Pop trabajo en la traducción, pues creemos que acciones como estas también deben ser conocida en el mundo.

“Es el deber fundamental de todo ciudadano de India tener compasión por todas las criaturas vivientes. Artículo 51A (g).” – La Constitución de la India.

Articulo creado por Sangita Iyer Periodista de radiodifusión, educadora ambiental no tradicional y productora de cine (B.Sc., M.A.)

La temporada de festivales para humanos es una temporada de tortura para elefantes en Kerala. Las celebraciones culturales apenas han comenzado en ese estado sureño de la India, y cinco elefantes ya han huido en los últimos dos días.

Un conductor fue gravemente herido y hospitalizado, después de que un elefante del templo en el distrito de Kannur se volviera loco y creó pánico durante seis horas. El furioso animal se salió de control al derribar postes eléctricos, árboles y sofocar todos los objetos en su camino, infligiendo heridas en su propio cuerpo.

El animal fue tranquilizado y traído bajo control. En esta imagen a continuación, verá la flecha aún perforada en la parte posterior del elefante fuertemente atado.

El mismo día, otro elefante propiedad de un contratista privado en el distrito de Palakkad también se volvió loco, arrancando una palmera que rompió los cables de energía, creando pánico durante cinco horas.

Poco después, dos elefantes más se volvieron locos mientras los obligaban a subir a un camión después de trabajar horas horas el día anterior, desfilando con más de 10 elefantes dentro de un complejo de templos. Esto en sí mismo es una violación flagrante de las regulaciones del gobierno estatal que permiten solo tres elefantes en un momento dado dentro de un templo. El Sr. Venkitachalam, Secretario de la Fuerza de Tarea de Herencia Patrimonial, la voz solitaria de los elefantes de Kerala dice:

“Todos estos tres elefantes están totalmente ciegos y las personas que los mantienen no tienen certificados de propiedad válidos y no tienen un lugar propio para mantener a los elefantes con cobertizos de refugios por su cuenta … Fueron transportados desde varios distritos sin obtener el permiso previo obligatorio del bosque divisional respectivo oficiales “.

Los dos elefantes en la imagen de abajo fueron controlados y están siendo disciplinados con el “polo largo”.

Pero las autoridades hacen caso omiso de estas violaciones, y son ajenas al dolor y el sufrimiento de estos gentiles gigantes que están en peligro sin importar a dónde recurran.

Cuando no hay festivales, los elefantes están atados 24/7 y descuidados, privados de su cuota básica de comida, agua y ejercicio, así como su derecho a aparearse. Durante las festividades soportan una tortura tan aborrecible, ya que son exhibidos en caminos de alquitrán bajo el sol abrasador y obligados a llevar más de 1.000 kilos de peso en la espalda que no están diseñados para hacerlo.

Y cuando estos elefantes son llevados al límite corren enloquecidos, pero son capturados con trampas y torturados como puedes ver en el tobillo trasero izquierdo de este elefante, una de las partes más sensibles del cuerpo del elefante.

La realidad es que este es un problema complejo. Y para apreciar la magnitud de la crisis del elefante del templo en la India, uno tiene que entender los sistemas políticos, comerciales y culturales que están entrelazados y han jugado un papel crítico en la explotación de estos magníficos animales.

En mis intentos por exponer la brutalidad, me embarqué en una misión para producir un largometraje documental en marzo pasado. Se llama Gods in Shackles (anteriormente por amor a los elefantes); una revelación que revela el lado oscuro del glamoroso estado de las fiestas culturales de Kerala que explotan a los elefantes del templo con fines de lucro en nombre de la cultura y la religión.

Al exponer la aborrecible tortura sufrida por el animal heredado de la India, la personificación del Señor Ganesh, Gods in Shackles ofrece esperanza a los miles de elefantes cautivos y salvajes en peligro de extinción en India a través de una mayor conciencia que inspirará a interesados ​​clave y responsables políticos a hacer lo que sea necesario para mejorar las condiciones de vida de estos animales inteligentes.

Este es un movimiento destinado a generar justicia y paz para los elefantes, al tiempo que mejora sus condiciones de vida. Cada uno de nosotros puede jugar un papel importante en la creación de una sociedad justa donde los humanos puedan coexistir armoniosamente con todos los seres sintientes, ya que son parte de nuestra red de vida milagrosa.

El Día Internacional de los Derechos de los Animales se ha creado para celebrar la sensibilidad de los animales no humanos y promover su trato justo en todo el mundo: en la ley, la sociedad, la agricultura, la industria y la naturaleza.

Cr. http://www.huffingtonpost.ca

Síguenos en Instagram: @asiapopoficial

Instagram: (@momo_nalle)

Instagram:  (@cssgarcia)

¡Compártelo con tus amig@s!