Hanyu, Fernández recorren diferentes caminos hacia las Olimpiadas.

Aumenta la tensión entre los compañeros de entrenamiento a medida que se acercan los Juegos Olímpicos de Invierno

Escrito por Lynn Rutherford (26/09/17)

Los cientos de fans de Yuzuru Hanyu que viajaron desde Japón a Montreal para el Autumn Classic International (Clásico Internacional de Otoño) la semana pasada volaron a casa con emociones encontradas. Su ángel se disparó en su programa corto, estableciendo un nuevo récord mundial de 112.72 puntos, pero cayó al suelo en su programa libre, trastabilló saltos y desperdiciando una ventaja de 11.5 puntos para situarse en un segundo lugar, por debajo de se compañero de entrenamiento Javier Fernández.

Tener a los ganadores de los últimos cuatro títulos mundiales enfrentados en la ISU Challenger Series en septiembre es algo inusual, por decir lo menos. Hanyu ha participado en  eventos los últimos dos años. Esta temporada, Brian Orser, que entrena a los dos patinadores de Toronto, incluyó a Fernández a la mezcla.

“Realmente no me importaba que se enfrentaran cara a cara, porque no importaba a su nivel”, dijo Orser. “La única razón por la que estamos haciendo esto es por conveniencia. Está cerca de Toronto, no tenemos que lidiar con ningún jet lag. Javi realmente necesita salir, conseguir algunos puntos de ranking y empezar temprano, y esta es una buena manera de hacerlo funcionar”.

Un entrenador y un centro de entrenamiento – el Toronto’s Cricket, Skating and Curling Club – pueden ser todo lo que Fernández y Hanyu tienen en común. En PyeongChang, Hanyu busca convertirse en el segundo hombre (después de Dick Button en 1948 y 1952) en repetir como campeón olímpico. Las esperanzas de la medalla de Fernández se vieron frustradas en Sochi por una peculiaridad de las reglas del IJS -hizo demasiados salchows triples en su programa libre- y quiere desesperadamente llevarse a casa la tercera medalla olímpica de invierno de España y la primera desde 1992.

“La última vez fue una gran decepción”, dijo Orser sobre Fernández en Sochi. “Hay algo de presión, no de nadie más que de sí mismo. Quiere una medalla más que nada y está satisfecho con cualquier color. Creo que eso es saludable y realista; no va a golpear su cabeza contra la pared tratando de ser el que gane el oro”.

No es así para Hanyu, de 22 años de edad, que piensa estrictamente en el oro, controla las puntuaciones ganadas y los quads de sus competidores más jóvenes, incluidos Nathan Chen, Shoma Uno y Boyang Jin.

“Él sigue todo lo que todos hacen”, dijo Orser. “La semana pasada estaban compitiendo en Italia (Trofeo Lombardia) y Salt Lake City (U. S. International Figure Skating Classic), y él estaba prestando atención.
Los compañeros de entrenamiento son perfectamente cordiales, y Hanyu felicitó calurosamente a Fernández por su victoria en Montreal. Pero las cosas están un poco tensas en el Club de Cricket.

Es como un sentimiento de “cada uno por su cuenta ahora mismo, con esos dos tipos”, dijo Orser. “Estoy sintiendo un poco de tensión. Son competidores y es normal”.

“Cuando terminemos con esto del patinaje, ¿están en contacto? Probablemente no”, agregó. “Son amistosos, se respetan. Javi es (cuatro años) mayor. Vive solo, cocina y limpia por su cuenta, tiene un gato. Yuzu vive con su madre y vive y respira patinando, y eso también está bien”.

Orser y su colega de entrenamiento, Tracy Wilson, organizaron una pista de hielo en otra área de Toronto, donde llevaron a Fernández y al medallista mundial de bronce Gabby Daleman (que también es entrenado por Lee Barkell) para algunas sesiones.

“De esa manera, no están inmersos en ella todo el tiempo”, dijo Orser. “Entrenan juntos todos los días, comienzan a saber cómo meterse bajo la piel de los demás. Sólo necesitan un descanso el uno del otro, especialmente esta temporada. Lo hago por Javi y Yuzu y por mí también”.

“Creo que debe haber un poco de tensión en las prácticas”, dijo Fernández. “Cuando puedes sentir demasiada presión – no entre Yuzu y yo, sino (presión de) dentro de nosotros mismos – Brian me lleva a otra pista. Es una buena manera de calmarlo todo un poco”.

Los patinadores están tomando enfoques opuestos a su material olímpico, con Hanyu retomando el programa corto de Chopin Ballade No. 1 con el que compitió de 2014 a 2016, y su “Seimei” programa libre de la temporada 2015-16. Fernández está presentando dos nuevos programas de David Wilson, aunque su cortometraje es una segunda toma de Charlie Chaplin, un personaje que plasmo en el programa libre 2012-13.

En Montreal, la dolorida rodilla derecha de Hanyu motivó a Orser a remover el quad loop de su programa corto, Chopin. A pesar de esto, el patinador patino a través de una apertura de de quad salchow , realizó giros fluidos y un juego de pies cautivador, y golpeó una gloriosa combinación de triple axel y la combinación quad toe loop-triple toe loop en la segunda mitad del programa. Al final del programa, Hanyu abrió los brazos y se volvió hacia Orser al tablero de puntuaciones.

“Hacer un quad en la segunda mitad, con una entrada por una curva, levantando mis brazos (por encima de mi cabeza), eso fue la primera vez”, dijo Hanyu. “Además, nunca había hecho un quad limpio en la segunda mitad, aparte de los espectáculos de hielo, así que aunque el primer quad del programa era un salchow, yo decía:’ Oye, he llegado tan lejos, ¿ves? Mírame”, a Brian”.

El programa corto, Chaplin de Fernández capitalizó su encanto con pasos musicales e ingeniosos, y sus saltos fueron limpios. Pero dejó puntos en la mesa, reduciendo una combinación planificada de quad toe-triple toe a un doble quad y perdiendo terreno en los grados de ejecución y las puntuaciones de los componentes del programa.

“Fueron algunos errores, un poco desequilibrados en la secuencia de pasos, los saltos no fueron 100% perfectos, pero creo que fue un buen comienzo de año”, dijo Fernández.

La noche siguiente, cuando Fernández debutó con su programa libre, “El Hombre de La Mancha” coreografiado por Wilson, basado de Don Quijote de Miguel de Cervantes, dio la vuelta a la tarde siguiente. El español comandaba el hielo, trayendo a la vida al cortés caballero. Cayó en un quad salchow y dobló dos triples previstos, pero fácilmente ganó el programa libre con 177,87 puntos.

“Puedo decir que es una gran pieza musical y la elegimos porque tiene un poco de (el sentimiento) de los mejores programas de mi carrera”, dijo Fernández. “Es un poco de español, un poco romántico, un poco de show. Es bueno, para esta temporada olímpica, tener un programa que te recuerde tus viejos programas”.

Fernández probó tres quads -un toe y dos salchows- en su programa libre. Aunque el patinador ha hecho quad loop en la práctica, no tiene previsto añadirlo esta temporada.

“Está muy satisfecho con lo que tiene y lo que puede hacer”, dijo Orser. “Cuando ves un programa libre como el que tuvo en Boston (2016 World Championships), es un programa ganador con tres quads. El hombre de La Mancha (puede ser) un programa ganador. La calidad tiene que ser sensacionalista, esa es la recompensa. El juego de pies, los giros, la coreografía, ahí es donde tienes que subirlo y él lo puede hacer”.

Hanyu, que ha estado practicando quad lutz, se equivoco en el triple lutz de inicio en su programa “Seimei” y no pudo recuperar el equilibrio. Cayó sobre un degradado quad toe y dobló varios saltos más, quedando quinto en la general del libre y segundo en el general.

“Sentí que era difícil empezar con saltos triples consecutivos”,

admitió Hanyu a los reporteros. “Es difícil no ser capaz de salir completo y fue incómodo tratar de averiguar el momento y cuánto poder poner ahí.”

Mientras que Hanyu no probó un quad lutz o loop en Montreal, Orser confirmó que el plan es tener ambos saltos – y cinco quads en total – en su programa libre olímpico.

“Eso (tiene) un riesgo enorme para cualquier patinador”, dijo. “Pero también está el factor de la experiencia. Yuzu ha pasado por toda la campaña olímpica. En las últimas Olimpiadas, él iba a ir como un perdedor contra Patrick[Chan]; en esta ocasión, él va como el favorito. Shoma y Nathan y el joven chino (Jin) van a vivir y soñar las Olimpiadas, y por experiencia es difícil. Tu cuerpo lleva mucha de esa tensión, no sólo en competición, sino día a día”.

Traducido por: Yuzuru Hanyu Latinoamérica

Cr. icenetwork.

¡Compártelo con tus amig@s!