Los japoneses buscan una nueva forma de sobre llevar el COVID-19

En estos tiempos de COVID-19 o aislamiento la población a nivel mundial ha experimentado un aumento en algunas enfermedades mentales que pueden relacionarse con la falta de contacto físico (contacto humano) entre ellos la depresión.

La población japonesa es una de las sociedades con mayores índices de depresión a nivel mundial.
Hasta hace algunos años muchos japoneses no reconocían la existencia de esta enfermedad como una condición física y psicológica. Las ventas de antidepresivos fueron mínimas hasta que una campaña publicitaria logró que se empezara a hablar de la depresión.

“¡Mi mundo se resquebraja y desaparece! ¡Ni siquiera puedo levantarme ya!”, dice Watashi personaje del anime Torisugari, su creador se encontraba pasando por una profunda depresión, diagnóstico que no obtendría hasta años después.

A finales del siglo XX una campaña de marketing de una farmacéutica japonesa denomino a la depresión como:

*kokoro no kaze, un “resfriado del alma“.
Podía pasarle a cualquiera y se podía tratar con medicamentos.*  introduciendo el termino depresión a los círculos más allá de los psiquiátricos.

En Japón muchas personas han iniciado una práctica que se está popularizando rápidamente “Adopción de plantas”, si bien podría resultar un tanto normal en algunos lugares del mundo, para la población de este país es una nueva forma de sobre llevar esta etapa.

La reconexión con la naturaleza es una práctica que muchas personas en el mundo han adoptado para sobre llevar la ansiedad y depresión de estar aislados.

Las fotografías fueron tomadas en el metro de Tokio, en las que se ilustra como los japoneses están adoptando plantas de interior 

Cr. Fotografías: @Wari Bencherif

Síguenos en Instagram: Asia Pop (@asiapopoficial)

Instagram: (@momo_nalle)

Instagram:  (@cssgarcia)

NO OLVIDES SEGUIR NUESTRO CANAL

¡Compártelo con tus amig@s!